Galletas de Hígado de Pollo y Avena

Las galletas de hígado de pollo y avena para perros son deliciosas, muy fáciles de preparar y de almacenar, para mimar a tu peludo cuando lo desees.

premios caseros de higado de pollo y avena
Fresh dog biscuit dough with bone-shaped cookie cutter

Hay muchas versiones para preparar este premio, aquí te enseñaré como las hago yo y, por supuesto, que mis perros aprueban.

DificultadPrincipiante

Una excelente opción de galleta saludable para perros, a base de hígado de pollo y avena, que les va a encantar.

Tiempo de preparación20 minsTiempo de cocción30 minsTiempo Total50 mins

 100 g Hígado de pollo
 1 Huevo
 1 cuchara Aceite de oliva
 1 cuchara Perejil deshidratado
 3 ½ tazas Harina de avena
 1 taza Agua

1

En una olla colocamos la taza de agua y los hígados de pollo, aproximadamente 5 unidades, Llevamos a fuego medio - alto, y dejamos que se cocinen por unos 5 a 10 minutos. Retirar del fuego y dejar enfriar.

2

Una vez fría la preparación, colocamos los hígados de pollo y el agua de la cocción en una licuadora y lo licuamos muy bien,.

3

Añadir el huevo a la licuadora y continuar licuando hasta incorporarlo bien.

4

Pasar la mezcla licuada a un tazón y añadir la cucharada de aceite de oliva y la cucharada de perejil deshidratado, removiendo todo para que se incorpore bien. Si deseas utilizar perejil fresco, añádelo en el paso anterior, procurando que se licúe muy bien.

5

Empezamos a agregar la harina de avena, una taza cada vez, asegurándose de mezclar muy bien, sin dejar grumos. Una vez mezclada la primera taza, añadir la siguiente, y así hasta la media taza final, cuando la masa ya empieza a volverse más seca y dura, para lo que podemos empezar a amasar con nuestras manos.

Si no cuentas con harina de avena, puedes licuar copos de avena hasta obtener una harina, lo más fina que te resulte posible.

6

Una vez que la masa ya no se pega en las manos y se vuelve manejable, es momento de trabajarla en el mesón, La amasaremos por unos 5 minutos, hasta formar una masa compacta, y la dejaremos reposar 5 minutos cubierta con un trapo.

7

Con la ayuda de un rodillo, estiramos la masa hasta dejarla de un grosor de 1/2 centímetro aproximadamente. También, precalentamos el horno a 180°C.

8

Es hora de formar las galletas, para esto, utiliza el o los cortadores de tu elección. También, si no cuentas con cortador de galletas, puedes cortarlas con un cuchillo en formas de cuadritos.

9

Colocar las galletas en una bandeja previamente engrasada o con papel para horno, y llevarlas al horno por 25 minutos o hasta que los bordes se empiecen a dorar. Dejar enfriar y ofrecer como premio. Las puedes almacenar en un frasco de vidrio con tapa o en una bolsa plástica de cierre hermético.

Ingredientes

 100 g Hígado de pollo
 1 Huevo
 1 cuchara Aceite de oliva
 1 cuchara Perejil deshidratado
 3 ½ tazas Harina de avena
 1 taza Agua

Instrucciones

1

En una olla colocamos la taza de agua y los hígados de pollo, aproximadamente 5 unidades, Llevamos a fuego medio - alto, y dejamos que se cocinen por unos 5 a 10 minutos. Retirar del fuego y dejar enfriar.

2

Una vez fría la preparación, colocamos los hígados de pollo y el agua de la cocción en una licuadora y lo licuamos muy bien,.

3

Añadir el huevo a la licuadora y continuar licuando hasta incorporarlo bien.

4

Pasar la mezcla licuada a un tazón y añadir la cucharada de aceite de oliva y la cucharada de perejil deshidratado, removiendo todo para que se incorpore bien. Si deseas utilizar perejil fresco, añádelo en el paso anterior, procurando que se licúe muy bien.

5

Empezamos a agregar la harina de avena, una taza cada vez, asegurándose de mezclar muy bien, sin dejar grumos. Una vez mezclada la primera taza, añadir la siguiente, y así hasta la media taza final, cuando la masa ya empieza a volverse más seca y dura, para lo que podemos empezar a amasar con nuestras manos.

Si no cuentas con harina de avena, puedes licuar copos de avena hasta obtener una harina, lo más fina que te resulte posible.

6

Una vez que la masa ya no se pega en las manos y se vuelve manejable, es momento de trabajarla en el mesón, La amasaremos por unos 5 minutos, hasta formar una masa compacta, y la dejaremos reposar 5 minutos cubierta con un trapo.

7

Con la ayuda de un rodillo, estiramos la masa hasta dejarla de un grosor de 1/2 centímetro aproximadamente. También, precalentamos el horno a 180°C.

8

Es hora de formar las galletas, para esto, utiliza el o los cortadores de tu elección. También, si no cuentas con cortador de galletas, puedes cortarlas con un cuchillo en formas de cuadritos.

9

Colocar las galletas en una bandeja previamente engrasada o con papel para horno, y llevarlas al horno por 25 minutos o hasta que los bordes se empiecen a dorar. Dejar enfriar y ofrecer como premio. Las puedes almacenar en un frasco de vidrio con tapa o en una bolsa plástica de cierre hermético.

Galletas de hígado de pollo
snack casero de hogado de pollo y avena

Equipo adicional para preparar galletas de hígado de pollo y avena

Además de los ingredientes, es necesario contar con el siguiente equipo de cocina, para poder preparar estas deliciosas galletas.

  • Olla
  • Licuadora o procesador de alimentos
  • Tazón
  • Cucharas de medida
  • Cuchara de madera o espátula
  • Rodillo
  • Lata o bandeja para horno
  • Cortadores de galletas

Como puedes ver, estos utensilios son muy comunes, y en caso de que alguno te llegase a faltar, reemplazarlos es muy sencillo.

Cuidados con los premios caseros

Las galletas caseras para perros pueden ser almacenadas en un frasco hermético o en una bolsa tipo zip-lock, por hasta 3 meses. Esto, solo si el proceso de cocción ha sido realizado de forma correcta, ya que la humedad puede provocar la aparición de moho y dañar el producto.

Esto no debería ser un problema, ya que usualmente preparamos pequeñas cantidades, suficientes para una o dos semanas. Pero, si que vale la pena tenerlo presente.

Las galletas de hígado de pollo y avena son un snack casero que a nuestros perros les va a encantar. Sin embargo, no están formulados para complementar una correcta alimentación, por lo que su consumo debe ser moderado.

Como guía general, cualquier premio para perros, incluidas estas galletas de hígado de pollo y avena, no deben sobrepasar el 10% de su ingesta calórica diaria. Dependiendo del tamaño y peso del perro, esto podría significar entre 1 a 5 galletas al día.