Saltar al contenido
Comida Casera para Perros

Consejos para preparar una comida casera para Perros

La principal preocupación, de adeptos y detractores, de una dieta casera es el riesgo de contaminación por bacterias y parásitos. No importa si es una dieta para perros cruda o cocida, es común cometer ciertos errores, que podemos evitar con estos simples consejos.

Evitar bacterias en el alimento casero de perros

Muchos tenemos la mala costumbre de, a la hora de cocinar, utilizar una misma tabla y cuchillo para cortar todos los ingredientes, sin limpiarla entre usos. Algunos de nosotros lavamos y desinfectamos las frutas y verduras antes de prepararlas, otros podemos ser más despreocupados y obviar este paso.

dieta cruda perros

Bacterias, virus y parásitos están presentes en el ambiente. Hace falta que alguien que no se lavó las manos, toque algún alimento y listo, ya está contaminado. Ahora, imagínate que ese producto llega a tu casa y no lo lavas o desinfectas. Lo cortaste y guardaste en la nevera, inmediatamente después, cortas otros productos con el mismo cuchillo, y así se contaminó algo más. Esto se llama contaminación cruzada.

Una correcta manipulación te ayuda a minimizar el riesgo. Ojo, habló de minimizar, porque algunos de estos microorganismos pueden sobrevivir a pesar de tomar todas las medidas necesarias. Por este motivo, existen parámetros con límites seguros para consumo humano.

Lava y desinfecta frutas y verduras antes de utilizarlas. Mantener en refrigeración todos los alimentos que lo necesitan, carnes, quesos, productos cocidos, etc. Congelar la carne te ayuda a eliminar bacterias y parásitos. Corta cada alimento por separado, limpia y lava tu cuchillo y tabla, cada vez que vayas a cortar un nuevo ingrediente.

Por último, no dejes alimentos refrigerados mucho tiempo fuera de la nevera. La reproducción de bacterias aumenta de forma exponencial cada 30 minutos o menos. Si un alimento está caliente, déjalo enfriar y tan pronto alcance una temperatura adecuada, refrigéralo. 

Dieta para perros con productos de calidad

Buscar ahorro está en nuestras mentes, aún cuando no sea prioridad. En algún momento se nos ocurrirá comparar el costo del alimento casero contra el pienso que solíamos dar. En algunos casos, podemos ver que el costo es mayor con una receta casera. Sacrificar calidad para ahorrar en el corto plazo, puede tener consecuencias en un futuro.

dieta blanda perros

Para elegir productos de calidad, considera estos dos puntos:

  • Confianza. Es un tema de percepción, elegir los productos nos parecen mejores, más sanos y frescos. Elige el o los proveedores que te ofrezcan todo esto.
  • Comodidad. Elige a tus proveedores en función de tu comodidad. En la medida que puedas conseguirlo todo en el mismo lugar, mejor.
  • Precio. No todos los productos baratos son de mala calidad. Puedes comprar  productos al peso, que son más baratos que los mismos que vienen empacados.

Muchas veces podemos enfrentarnos al fracaso y pensar en volver al pienso. Puede ser frustrante ir de un lugar a otro para conseguir todos los ingredientes para la comida de tu perro. Por eso, es una buena idea comprar todo en un mismo lugar, tu supermercado de confianza, por ejemplo.

Limpieza de los platos y restos de comida de perros

Con una dieta de perros casera, la limpieza debe ser parte de tu rutina. Los restos de comida, sobre todo si es una dieta cruda, son un potencial foco de infección. Por este motivo, es importante lavar bien los platos de comida y agua, luego de cada comida.

Muchos de los casos de intoxicación y problemas de salud asociados con salmonela son causados por manipulación de los platos, que no se limpiaron. Niños y perros son los más afectados en estos casos.

dieta hipoalergenia perros

Para evitar estos problemas, ademas de los platos, asegúrate de limpiar el área donde comen, retirando cualquier sobra o residuo que haya quedado en el suelo. 

Recomendaciones varias

  • Si optas por una dieta cruda, lo mejor es mantener separada la carne de los demás ingredientes y, mezclarlos solo al momento de servir.
  • Planifica y prepara la comida con anticipación. En poco tiempo se volverá parte de tu rutina y no la notarás.
  • Nunca me ha pasado, pero, si tu perro deja restos de alimento sin comer, no los guardes. Desecha cualquier resto y no los dejes al alcance de tu perro.
  • Utiliza recipientes plásticos herméticos para almacenar la comida de tu perro. No solo mantendrán su frescura, también evitarás posibles riesgos de contaminación cruzada.

Si quieres compartir con nosotros alguna recomendación adicional, puedes hacerlo en la sección de comentarios!