Saltar al contenido
ComidaCaseraParaPerros.Club ®

El Ajo ¿Peligroso o saludable para mi perro?

El ajo esta presente en casi, todas las cocinas del mundo. Pero, cuando se trata de nuestros perros, las dudas nos invaden. ¿Es seguro para mi perro? ¿Tiene efectos medicinales? ¿Le va a pasar algo si comió ajo? En este artículo encontrarás estas respuestas, y podrás decidir si se trata más de un mito o si es verdad.

Una planta de uso medicinal

El ajo (Allium sativum) es una planta de las familia de las liláceas, con una reconocida fama por sus multiples usos medicinales. Utilizada en cocina por su aroma y sabor, es originaría de Asia Central y de Irán, al noreste. Podemos remontarnos a la antigua Grecia, en donde el mismo Hipócrates recetaba ajo, para tratar ciertas condiciones médicas.

ajo para desparacitar perros

En la actualidad, la ciencia se ha encargado de confirmar su potencial, identificando los siguientes beneficios para humanos:

  • Reduce el envejecimiento de las arterias y venas, manteniendo su capacidad de estiramiento y flexibilidad.
  • Los niveles de azúcar, antes de las comidas, se reducen, tanto en personas con o sin diabetes.
  • Reducción del colesterol (LDL)
  • Previene la hipertensión.
  • Disminuye el riesgo de contraer cancer de próstata.
  • Evita picaduras de garrapatas.
  • Combate y cura afecciones por hongos como el pie de atleta.
  • Combate los efectos relacionados con la gripe y el resfriado.
  • Contiene antioxidantes que pueden ayudar a prevenir Alzheimer y demencia.
  • Sus efectos antibióticos.

Existen muchos más beneficios asociados al ajo. Con investigaciones y estudios pendientes por realizar, en un futuro cercano podremos conocer todo lo que esta maravillosa planta tiene para ofrecernos.

Información nutricional del Ajo

El ajo nos ofrece un aroma único, producido por una sustancia llamada aliína, que se transforma en disulfuro de alilio, gracias a la acción de un fermento contenido en ellos. Entre los componentes activos, encontramos a los aminoacidos como el ácigo glutámico, arginina, ácifo aspártico, leucina, lisina y valina.

Una porción de 100 g de ajos nos presenta el siguiente valor nutricional:

  • 149 calorías
  • Carbohidratos 11% (33.1 g)
  • Grasas y ácidos grasos 1% (0.5 g)
  • Proteína 13% (6.4 g)
  • Vitamina C 52% (31.2 mg)
  • Vitamina K 2% (1.7 mg)
  • Tiamína 13% (0.2 mg)
  • Riboflavina 6% (0.1 mg)
  • Niacina 45 (0.7 mg)
  • Vitamina B6 62% (1.2 mg)
  • Ácido pantoténico 6% (0.6 mg)
  • Calcio 18% (181 mg)
  • Hierro 9% (1.7 mg)
  • Magnesio 6% (25 mg)
  • Fósfor 15% (153 mg)
  • Potasio 11% (401 mg)
  • Manganeso 84% (1.7 mgg)

Con un perfil nutricional tan importante, el ajo es una planta que te va a aportar beneficios a la salud, además de darle un toque especial a tus comidas. Pero, ¿es igual de beneficioso para nuestros perros?

El Ajo, ¿es Tóxico para Perros?

El ajo, al igual que las cebollas y demás plantas del género Allium, son consideradas tóxicas en animales. La razón es porque contienen N-propil disulfuro, una sustancia que afecta a los glóbulos rojos, produciendo oxidación a nivel celular. En nuestros perros, este proceso puede tardar varios días o semanas en presentar síntomas, y también, puede generar anemia.

La hemólisis, nombre de la condición asociada con el envenenamiento por plantas del género Allium, se suele tratar con medicamentos y fluidos, en casos especiales, puede requerirse de transfusiones de sangre. Entidades y sitios como la Pet Poison Helpline, catalogan al ajo con un nivel de toxicidad de medio a moderado. Este ente resalta que, en dosis pequeñas resulta inofensivo para perros, pero una ingesta en grandes cantidades resulta muy tóxico.

ajo en perros dosis

De acuerdo a lo indicado por la AKC (American Kennel Club), entre 15 a 30 gramos de ajo por Kilo de peso del perro, producirá cambios peligrosos en la salud de nuestro peludo. Para dejarlo más claro, un diente de ajo puede pesar entre 3 y 7 gramos, así que se necesitará de hasta 10 dientes de ajo por kilo de peso, para que sus células rojas empiecen a presentar daños.

Si quieres conocer sobre otros alimentos potencialmente tóxicos para tu perrito, entonces dale clic en este enlace.

¿Los Perros Pueden Comer Ajo? Si que pueden!!

Expertos en nutrición canina, médicos veterinarios, dueños, incluso marcas de pienso, están usando ajo como suplemento en la comida para perros, por los beneficios que aportan a las mascotas. Bajo la premisa que el beneficio es mayor que el riesgo, cada día son más las personas que deciden ofrecer ajo a sus perritos, eso si, en dosis controladas.

Beneficios del ajo para perros

En nuestros perros, los beneficios atribuidos al ajo son:

  • Previene la formación de coágulos sanguíneos
  • Disminuye los niveles de colesterol
  • Vasodilatador
  • Previene la formación de tumores
  • Estimula el sistema linfático
  • Antifúngico, antibiótico y antiparasitario

Existen portales que recomiendan el consumo del ajo para prevenir picaduras de garrapatas y pulgas. Sin embargo, no existe suficiente evidencia científica que respalde estas aseveraciones.

Ajo y perros: dosificación

Hasta ahora solo hemos mencionado que, en dosis pequeñas y controladas, el ajo es perfectamente seguro para nuestros perros. Pero, ¿cual es una dosis adecuada?

De acuerdo a lo indicado por la doctora veterinaria Deva Khalsa, se puede ofrecer el ajo en las siguientes proporciones:

  • 10 hasta 15 libras de peso – medio diente de ajo
  • Desde 20 hasta 40 libras – 1 diente de ajo
  • de 45 hasta 70 libras – 2 dientes de ajo
  • 75 libras en adelante – 2 y medio dientes de ajo

Estas cantidades referenciales son para consumo diario, junto con su alimento, sea comida casera o pienso de marca. Mezclalo bien con su comida, antes de servir.

Dosificación del ajo en perros

Para obtener todos los beneficios que aporta el ajo, se recomienda que sea ajo fresco, es decir, que aún permanezca con su cascara. El ajo debe picarse finamente y debe ser servido y consumido en un tiempo no mayor a 20 minutos. ¿Por qué debemos hacer esto?

La alicina es  un compuesto con propiedades medicinales, principalmente sus efectos antibióticos, pero este se obtiene por un proceso químico, por medio de la catálisis de las enzimas presentes en el ajo. La alicina es muy volátil y se oxida rápidamente, por este motivo el ajo debe consumirse fresco y en un periodo corto de tiempo, luego de ser picado, triturado o en pasta.

Advertencias

Hoy por hoy, existe gran variedad de suplementos alimenticios para perros que contienen ajo. Si estas pensando en ofrecer a tu peludo uno de estos suplementos, el uso de ajo fresco no es recomendado. Esto se debe a que las concentraciones de tiosulfatos son mayores, aumentando el riesgo de intoxicación.

Antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento, sea con ajo fresco o suplementos, es importante consultarlo con tu veterinario, de esta manera podrá guiarte en el cuidado de tu mascota. Ante cualquier signo de alerta, suspende el uso de ajo y comunícate con tu veterinario para recibir la atención médica adecuada.

Ajo para perros pulgas

Aunque los reportes de fallecimiento por envenenamiento por ajo son casi inexistentes, los efectos en la salud del perro pueden ser muy molestos. Entre los principales signos y síntomas, debes prestar atención a:

  • Salivación excesiva
  • Nausea
  • Irritación oral
  • Vomito y/o diarrea
  • Aletargamiento
  • Dolor abdominal
  • Ritmo cardíaco y respiración acelerados
  • Debilidad y colapso
  • Encías pálidas
  • Intolerancia al ejercicio

Contraindicaciones

Es importante tomar ciertas precauciones adicionales, sobre todo cuando nos encontramos ante situaciones especiales. Es muy conocido el hecho que ciertas razas, principalmente razas japonesas, tienen mayor predisposición y sensibilidad al ajo. Por esto, no se recomienda su uso, principalmente en Akitas y Shiba Inus.

Hembras gestantes y cachorros

Sin importar la raza, no se recomienda su uso en perras embarazadas, para precautelar la salud e integridad de los cachorros. De todas maneras, es importante consultar con tu veterinario para contar con aprobación de una dosis segura o algún suplemento con ajo.

Por ultimo, lo cachorros. Debido a que el organismo de los cachorros no es capaz de producir nuevas células rojas, sino hasta pasados los 3 meses, está contraindicado el uso del ajo. Con la aprobación de tu veterinario podrás hacerlo pasados los 6 meses, aunque puede resultar mejor entrando en el 8vo mes de vida de los cachorros.

Referencias

Conclusiones

El ajo nos ofrece un amplio rango de beneficios a la salud, tanto para nosotros, como para nuestros perros. Cada vez son más los expertos y entidades que reconocen estos beneficios, pero también, nos advierten sobre el cuidado que debemos tener al hacerlo.

Las pruebas que se realizaron en el pasado, en donde se utilizó extracto de ajos, determinaron un efecto toxicológico tras la ingesta de grandes cantidades. Así, nació el mito sobre su toxicidad, al omitir la mitad de la historia. Si bien, existen casos en los que su uso no es recomendado, en perros adultos puede traer grandes beneficios para su salud.

Con varios estudios a la espera de iniciarse, aún es muy pronto para dar un veredicto definitivo, sin embargo, podemos tener la certeza que, en cantidades mínimas adecuadas, lo único que podemos esperar son beneficios para la salud de nuestro perrito.